La fuerza de las redes sociales para el crecimiento de las empresas

La evolución de las redes sociales en los últimos años es un secreto a voces, con la aparición de nuevos canales que apuestan por la viralidad gracias a videos, gifs o imágenes visuales, ya sea para perfiles personales como profesionales, pero ¿cuál es la fuerza de las redes sociales para una empresa?

LA FUERZA DE LAS REDES SOCIALES PARA EL CRECIMIENTO DE LAS EMPRESAS

Para la empresa, estar presente en estos canales sociales se ha convertido en algo imprescindible para darse a conocer, mostrar qué productos o servicios pueden encontrar los futuros clientes o cuáles son las cualidades que la hacen diferentes de sus principales competidores. Se trata de dar una imagen fresca, renovada y personalizada para llegar a todo el público de una manera directa, además de ser la mejor forma para conocer la percepción que se tiene de la marca, productos o atención al cliente. Pero antes de comenzar a crear perfiles en las diferentes plataformas, hay que realizar un análisis del sector y público al que nos vamos a dirigir, porque… ¿merece la pena estar en todas? En BagPan® sabemos la respuesta, NO, como ya hemos argumentado es importante establecer exactamente cuál es la estrategia que se va a llevar a cabo y en qué canales, para ello nuestros profesionales de Social Media han elaborado una clasificación de cada una de ellas:

  • Facebook (la red social por excelencia): Es la plataforma más usada, donde la empresa puede contar con un perfil profesional con características diferenciadas de los personales. Su constante renovación hace de este canal una red muy atractiva, donde puedes encontrar videos en tiempo real, imágenes en movimiento, publicidad e incluso la capacidad para realizar ofertas y sorteos segmentando el público objetivo al que llegar.
  • Twitter (el #rey del #hashtag): Se encuentra en el puesto número dos del ranking nacional y mundial de las plataformas sociales más usadas, caracterizada por permitir publicar mensajes de hasta 140 caracteres, ideal para segmentar los mensajes a través de sus ya más que conocidos hashtags.
  • Instagram (una imagen vale más que mil palabras): Esta es la característica principal de este canal, las imágenes, imprescindibles para compartir una publicación, lo que hace mucho más atractivo todo el contenido que se difunde.
  • Google+ (la red social de Google): Integra todos los servicios que ofrece el conocido buscador y cuyos usuarios activos son hombres de entre 25 y 34 años. Cuenta con la posibilidad de añadir al público objetivo en sus círculos, animándolos con contenido actual y variado.
  • Linkedin (la plataforma con traje y corbata): Su objetivo principal es poner en contacto a profesionales, donde las marcas pueden presentarse con páginas para promover novedades y actividades realizadas por la empresa, desarrollando la imagen corporativa. Además Linkedin ofrece la ocasión de poder contactar y contratar con posibles candidatos a empleados.
  • Snapchat, Vine, Tumblr, etc. (aquellas que llegan pisando fuerte): Son las plataformas más actuales, centradas en contenido visual como son videos e imágenes. En el caso de Snapchat suma ya 100 millones de usuarios en la que poder compartir documentos durante un tiempo limitado y con los usuarios previamente seleccionados.

Tras el análisis de los diferentes canales y para poner en marcha una estrategia social media exclusiva y diferenciada de la competencia, en nuestra agencia de Marketing pensamos que es necesario contar con profesionales en la gestión de redes sociales, encargados de elaborar, seleccionar y dar valor a todo el contenido necesario para conseguir los mejores resultados.

 

Dr. Patricio Mena Aybar – Director General de BagPan®

Anuncios

TRANSFORMACIÓN DIGITAL: NUEVA ERA PARA LA EMPRESA

TRANSFORMACIÓN DIGITAL EMPRESA

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital es la reinvención de una organización a través del uso de la tecnología digital para mejorar su desempeño. Digital se refiere, principalmente, al uso de la tecnología que genera, almacena y procesa datos.

La simple implementación de la tecnología no produce la transformación digital, pero rediseñar la organización para aprovechar el potencial de estas tecnologías sí lo hace.

 

UN EJEMPLO DE TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Si lees las noticias sobre economía comprobarás que uno de los sectores más preocupados por la transformación digital es el bancario.
Y es que, en los últimos años, han aparecido distintos bancos que funcionan de forma únicamente online. Si bien es cierto que su despegue no ha ocasionado un cambio determinante, sí ha producido un cambio en la mentalidad de los consumidores.

 

transformación digital

 

Banco Santander destinó 823 millones de euros en la mejora y mantenimiento de su tecnología y de sus sistemas en los inicios de 2015.
La entidad bancaria apuesta por procesos bancarios multicanal más simples y ágiles para el cliente y páginas web optimizadas. Además, por otra parte, está el reciclaje de los profesionales. Según afirma Matarranz:

“Tenemos que conseguir atraer talento y asegurar que los trabajadores se reciclen. No nos vale un banco que sepa mucho de la banca tradicional y poco del entorno digital”.

 

LAS CLAVES DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

El dispositivo móvil.
Los hábitos de consumo están cambiando: 7 de cada 10 usuarios que navega en Internet lo hace desde un smartphone. Esa afirmación obliga a pensar en el teléfono móvil como dispositivo a través del cual nos contactará nuestro cliente potencial.

Conocimiento digital.
Tal como ya hemos comentado antes: el empleado debe estar formado digitalmente. Ese paso le está dificultando a las pequeñas y medianas empresas el salto al tren digital.
No hay duda: la clave de la transformación digital radica en que las empresas se acerquen a las firmas tecnológicas.

Reputación.
La conversación sobre la marca de una empresa en Internet es cada vez mayor. Por ello hay que vigilar los mensajes que dejan los usuarios que hablan sobre nosotros y trabajar la reputación on line de nuestra empresa.

Marca.
De la mano de la reputación, viene la marca. La empresa debe ser cuidadosa con su imagen en Internet. No solo de lo que la comunidad habla sobre nosotros, sino de la imagen que proyectamos nosotros mismos en la red.

 

transformación digital

 

Big Data.
Los datos se traducen en oportunidades económicas. Con los datos podemos saber dónde está la demanda y la oferta, entre muchas otras conclusiones a las que podemos llegar.

Innovación.
Hay empresas que ya empiezan a valorar más el fracaso que el éxito empresarial. No, no nos hemos vuelto locos: y es que se trata de realizar propuestas y generar nuevas ideas que nos puedan llevar a nuevos caminos.
¿A caso tu empresa no quiere ser la primera en lograr algo?

Formato del contenido.
Actualmente el vídeo se ha convertido en el rey del contenido en Internet. Las personas ya no queremos leer, sino que nos den pequeñas cápsulas de información. El poder de un vídeo bien editado puede cambiar el negocio de una empresa.

El futuro ya es presente. Ha llegado la hora de dar un paso adelante, sin miedo, hacía la era digital.
Y es que, seguramente, ya conocerás algunos de los beneficios de llevar a cabo la transformación digital. Si no es el caso, te invitamos a acompañarnos para descubrirlo juntos.

 

Dr. Patricio Mena Aybar  – Director BagPan®